La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gui / FINAL ALTERNATIVO

 Imprimir  Recomendar
  [C:10292]

LA MUERTE DE LA MADRE DE JUAN
(Final alternativo para el cuento Juanito, el Computador y un Amor Inconcluso)

La madre de Juan supo que iba a fallecer cuando encontró escrito en un papel muy blanco y con esa letra inconfundible, el siguiente texto: Mañana estaremos unidos por toda la eternidad. Escalofriante anuncio para una situación demasiado inmensa como para aquilatarla. Se recordó de ese Jesucristo moribundo, macilento y ensangrentado que le anuncia al Buen Ladrón que esa tarde estará junto a él en el Reino de los Cielos. Le costaba entender la dualidad de la trascendental experiencia.. Se imaginó a su esposo convertido en un despojo espantable, desintegrado por la corrupción del tiempo, eso en la esfera de lo terrenal. Luego lo presentía frágil, radiante, incorpóreo, pleno de una vida diferente, muy ajena a la nuestra y obedeciendo por ello a sus muy particulares leyes. La tarde siguiente, poco después de percibir un vientecito tibio que penetraba en su habitación, sintiendo en su mano la presión de otra mano, grande, tibia y amorosa, se dejó llevar confiadamente, segura que había llegado su hora. La invadió un sentimiento de paz y unas ansias inmensas de volar y mientras su cuerpo parecía derrumbarse en un abismo sin fondo, otra parte suya se elevaba como una ligera avecilla por sobre herrumbrosas techumbres y albas nubes y supo que ya no volvería a unirse con esa especie de muñeca desarticulada que se hundía en ese negro y aceitoso océano que latía abajo. También intuyó que estaba desnuda para presentarse ante el máximo misterio de nuestra existencia, pero no sintió miedo sino una soberana alegría, algo astral, indescriptible, puesto que entendía que una inmensa puerta inmaterial se abría ante su presencia y ella lo había sabido desde siempre, con todas sus letras y sólo ahora, libre y poderosa, como una llama al viento, inmaculada y serena, lo recordaba en su memoria sideral, esa que ningún cuerpo mortal es capaz de contener.











Texto agregado el 21-08-2003, y leído por 891 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2006-02-10 22:50:48 Definitivamente hay que amar cuando se pueda y en donde se pueda si excusas y sin porqués turcoplier
2005-02-15 22:56:39 Es bueno, saludos peinpot
2004-03-28 07:20:37 ¡Bien! Cierra perfectamente con "JUANITO...".- Me gustaría leer más sobre Juanito: una novela. Saludos, amigo. islero
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]